In-Game Leader: Capitanbooblo cuenta cómo es liderar un equipo en PUBG

Side content

by PUBG Esports

Jugador argentino Capitanbooblo jugando PUBG en la computadora en su casa

Tener confianza, estudiar a los oponentes, aprender de los errores y prepararse psicológicamente son los atributos del buen In-Game Leader (IGL) en PUBG. Esto es lo que menciona el argentino Facundo “Capitanbooblo” Solsona, de 19 años, líder de los equipos por los que ha pasado desde el comienzo de su carrera hace dos años.

Hoy está en Bad Boys 3, uno de los principales equipos de PUBG en América Latina, y también tenía la misión de dirigir Piantaos Gaming y Cream Esports.

Início

Capitan comenzó a jugar PUBG a mediados de 2018, después de comprar la primera computadora, a instancias de sus amigos. “No ganabamos ninguna partida pero cada sensación que te daba llegar al último círculo era algo que ningún otro juego me había dado”.

El jugador profesional ingresó al escenario competitivo en 2018, comenzando con PUBG Global Invitational (PGI) de ese año.

“Desde cuando era chico siempre quise dedicarme a ser jugador competitivo pero nunca me había animado. Cuando miré la PGI 2018 y los torneos internacionales de los otros años sabía que esto era a lo que aspiraba a convertirme”, dice Capitán.

Nueva posición

Cuando se convirtió en parte de Piantaos, el argentino no era IGL: ingresó como un entry-fragger, pero pronto ganó el puesto de capitán, según la elección de los jugadores juntos. Nunca dejó el puesto, también fue el IGL de Cream Esports y hoy de Bad Boys 3.

“Fue todo un proceso de aprendizaje bastante complicado”, comenta Capitan. “No solo es mejorar in-game tus decisiones sino que el proceso mental que necesitas para poder lidiar con cada situación diferente en una partida es clave para lograr los objetivos”.

Él agrega que “en cada derrota y en cada victoria hay algo nuevo que aprender, aunque sea lo más mínimo”.

Es por eso que la capacidad de acumular aprendizajes y experiencias es muy útil, según Capitan. El IGL también debe estar bien informado para conocer a los oponentes y, por lo tanto, configurar las propias tácticas del equipo.

Pero, según Capitan, lo más importante es poseer y demostrar confianza.

“Lo principal para ser un buen IGL es tener confianza en ti mismo, suena absurdo y es algo que todos diríamos pero es la realidad. Cualquier decisión, aunque sea la más mala de la partida, tiene que ser con absoluta confianza y sin dudar para no generar confusión en el equipo”, explica el capitán de Bad Boys 3.

Confianza y preparación psicológica

La confianza está estrechamente vinculada a la preparación psicológica. Esto se vuelve aún más fundamental en las competiciones de alto nivel, con la presión por resultados en jugadores y equipos.

“Como en cualquier deporte lo mental es importante y más en un juego donde hay que tomar decisiones. Sabes que una decisión errónea puede desencadenar un caos”, menciona Capitán.

Él cree que cualquiera puede desarrollar las habilidades necesarias para IGL. Estos no son atributos que necesariamente deben “nacer” con la persona. “Es posible aprender a ser un IGL, nadie nace sabiendo. Pero tienes que tener las ganas y dedicarte completamente a ser un buen IGL para poder lograr ese objetivo”.

Como ser IGL

Para desarrollarse como IGL, Capitan señala que es necesario saber cómo comunicarse y aprender de los errores.

“Una buena comunicación hace que el IGL pueda demostrar sus pensamientos y decisiones a sus compañeros. Pero lo que me hizo ser el IGL que soy hoy en día es la equivocación. Porque cada equivocación que iba teniendo en las partidas o en los torneos que iba participando me ayudaban a ser un mejor IGL”, menciona el argentino. 

Jugador argentino Capitanbooblo jugando PUBG en la computadora en su casa

La misión de IGL es liderar al equipo hacia buenos resultados, con la mejor toma de decisiones posible.

El capitán debe definir los puntos de caída, las rotaciones, los lugares a tomar y los momentos de intercambio de disparos con los oponentes.

“La decisión final la toma el IGL, pero puede haber situaciones en que el IGL no tenga noción de lo que está pasando en alguna parte del mapa y la tome otro compañero de equipo. Las caídas principales del equipo en mi caso se tomaron en conjunto. El IGL es la voz final, pero cada call de tus compañeros siempre es tomada en cuenta”, detalla el líder de los Bad Boys 3.

Animación

Aunque la presión y la responsabilidad son inmensas, Capitán se siente satisfecho con el puesto que ocupa.

“La mejor parte de ser IGL es la satisfacción que se tiene cuando se gana una partida”, dice el jugador profesional. “Claramente esa partida pudo haber sido gracias a algún otro jugador, o un buen trabajo de equipo. Pero saber que al equipo que estás liderando festeja por ganar un torneo o una partida te sube bastante los ánimos”.

Después de una difícil temporada 2019, Capitan alcanzó la cima del panorama competitivo en América Latina. Bad Boys 3 ganó el título de la PUBG Super Week y quedó en tercer lugar en la primera Copa PUBG Masters de 2020.

Recordando el comienzo de su carrera, hace dos años, Capitan elogia la buena fase que vive. “Se siente increíble. Siento que es el inicio de una gran etapa personal”.

Compartir Este